Cómo perder el miedo a conducir
[RICH_REVIEWS_SNIPPET category="page"]

Cómo perder el miedo a conducir

¡El  V I E R N E S  ya está aquí! 😀 Aprovechadlo para disfrutar y sonreír mucho 😉

¿Os pasasteis ayer por aquí para ver el maquillaje inspirado en Marilyn Monroe?. ¿Nooo?. No os preocupéis, aquí os dejo el link ;P

——-

Hoy me apetecía hablaros de un tema que hace tres años me producía un miedo horrible. En alguna ocasión os he comentado de pasada que me daba pánico conducir y alguna de vosotras me dijo que de qué manera lo había superado. Así que espero que lo que os voy a contar os sirva al menos para intentarlo y poco a poco dejar el miedo atrás 🙂

Las inseguridades y los miedos son un rollo. Hace que nos pongamos límites y nos van ahogando poco a poco si no ponemos remedio. La pregunta del millón es: “¿cómo podemos acabar con los miedos?”. Pues no hay otra chicas, enfrentándonos a ellos. El primer paso es difícil, pero aunque cueste hay que seguir hasta que un día te das cuenta que eso que hace un tiempo te suponía un trastorno, hoy lo haces con normalidad. Así es la vida.

Me saqué el carnet de coche con 21 años y lo tuve de adorno muchos años. Porque no nos engañemos, ¡no sabemos conducir cuando nos dan la “L”! Sabes defenderte pero ni tienes habilidad ni experiencia. Hablo como norma general ojo 😉 Te dan la “L” y una palmadita en la espalda. “Suerte en la vida chica”. Y claro, lo primero que te viene a la mente es: ¿Y ahora qué?, ¿tengo que ir yo sola en el coche?, ¿sin nadie que me proteja?” Ya no hay nadie al lado que te salve el culo si tienes algún fallo. ¡Pues no pasa nada! Poquito a poco y con precaución 😉 ¿Sabéis lo que me agobiaba a mí?, yo pensaba: “¡pero cuánto coche!, ¡madre mía esto es la jungla!” Y luego te das cuenta que (generalmente) va todo el mundo por su carril y eres uno más 😉

Así que mi caso fue que una vez tuve el carnet, cogí el coche unas cuantas veces, pero me sentía tan insegura que decidí no cogerlo más. ¿Qué hice años más tarde? Yo llegué a la conclusión de que no podía estar así el resto de mi vida dependiendo de la gente. Yo quería ser una madre que pudiera llevar a sus hijos al cole, a casa de sus amigos y al fin del mundo. Esto se tenía que acabar.

Una mañana de domingo me fui al parking de Carrefour (típico, ¿eh? :P) con mi padre. Y estuve dando vueltas con el coche para recordar aquello que me habían enseñado hace años. Y esa misma mañana ya volví a casa conduciendo yo. Cree en ti y conseguirás todo aquello que te propongas. Yo quería y sabía que podía, solo necesitaba tiempo y decisión.

¿Os podéis creer que a día de hoy adoro conducir y que cojo el coche para todo? Las vueltas que da la vida amigas… 😉

Así que ahora te toca a ti:

1. Ve a una zona que no esté transitada para soltarte un poco con el coche. Y hazlo las veces que necesitas y que te hagan falta.

2. Puedes pedirle a alguien que te acompañe en tus primeros trayectos.

3. Empieza por ir a sitios que estén cerquita. Evita los largos recorridos.

4. Tómate tu tiempo, si pitan que piten. La gente al volante pierde muy rápido la paciencia.

5. Intenta coger cada día el coche aunque sea un cuarto de hora. Lo importante es que el ritmo no pare ;P. Ten paciencia.

6. Lo vas a conseguir.

7. ¿Está claro?.

8. Sí puedes.

¡Y hasta aquí la entrada de hoy!, espero que os haya servido 🙂 A mí me funcionó y por eso he querido compartirlo con vosotras 😉

Muy pronto haré una entrada en la que os cuente cosas que me dan mucha rabia y que veo en la conducción 😛

¡Muchas  G R A C I A S por pasar, hacer click en “me gusta” y dejarme un comentario!

¡Buen finde y hasta el lunes!

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Puedes seguirme también en:

TWITTER   FACEBOOK   INSTAGRAM 

¡Si te ha gustado, comparte con tus amig@s!

82 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*