¿Existe el síndrome post-vacacional?
¿Existe el síndrome post-vacacional? Puntuación: 3.7 / 5 (42 opiniones)

¿Existe el síndrome post-vacacional?

Creo que en mayor o menor medida y dependiendo de cada caso personal obviamente, el síndrome post-vacacional, está presente de alguna manera, desde el momento en el que hemos estado desconectados del trabajo y de repente, de un día para otro toca volver a la rutina. Es como que mentalmente cuesta un poco hacerse a la idea, pero la clave fundamental para sobrellevarlo, es sin duda tener paciencia.

A rasgos generales, lo que más cuesta es volver a madrugar y recuperar el nivel máximo de concentración y productividad que tenías antes de irte… Es como si te movieras a cámara lenta, es más difícil concentrarse y puedes notarte incluso más nervioso de lo normal o sentir mucho cansancio.

Si tienes algunos de los síntomas que he mencionado, no te preocupes, a continuación te dejo unos tips para que sea todo más llevadero:

– Tómate tu tiempo y sé paciente, no pretendas pasar de 0 a 100 el primer día.

– Siempre que tengas la opción, sería genial que empezaras poquito a poco y que el trabajo fuera aumentando de manera gradual.

– No te desesperes, es normal sentirse extraño y diferente, como si te faltara chispa. No seas demasiado exigente contigo mismo.

– Es buena idea también, comenzar unos días antes a organizarte algunas cosas y preparar a tu mente que la vuelta es inminente ;P

– Intenta dormir y sobre todo, descansar bien.

– Empieza el día con una sonrisa: mírate al espejo y di en alto “yo puedo con todo” 😉 No es ninguna tontería, es quizás el punto más importante de todos.

– Mira lo positivo de de las cosas, porque aunque pensemos que no, todo tiene su lado bueno.

En mi caso, soy feliz por poder dedicarme a lo que más me gusta y aunque este síndrome lo sienta en menor medida, también me noto más lenta y como que incluso me cuesta concentrarme un poquito más de lo normal. Pero esto tiene los días contados y en breve estaré al 100% 😉

Además,tengo que confesar que me gusta la rutina e incluso en vacaciones he estado madrugando y haciendo cosas provechosas 😀 Odio estar desocupada y el dormir sin fin que lo único que me produce es aún más sueño, cansancio y sentirme apática.

¿Y vosotras?, ¿cómo ha sido vuestra vuelta?, ¿creéis que el síndrome post-vacacional es un mito? 😉 ¡Contadme!

¡Qué contenta estoy de volver a hablar con vosotras por aquí cada día! 😀

¡Muchísimas gracias por pasar y puntuar el post haciendo click en las estrellitas cuando dejéis un comentario!

Un beso muy peludo

Posts Relacionados

¡Si te ha gustado, comparte con tus amig@s!

51 Comentarios

  1. Hola,
    Hoy he vuelto a leer el comentario de esa persona a la que parece ofender las construcciones gramaticales imperfectas y sin ánimo de herir la sensibilidad de nadie, sí que da la impresión de que sus incisivas observaciones destilan cierta mala leche. Porque calificar de lamentable, la forma de expresase de alguién que está compartiendo con el resto su experiencia vital a cambio de una valoración buena o mala, no resulta muy instructivo. Se pueden decir las cosas sin hacer daño , porque si no uno mismo se expone a críticas. Es lo malo de este medio , que cualquiera escudándose en el anonimato puede soltar lo que piensa y que seguramente no se atrevería a decir a la cara a nadie. Esa forma de actuar si que Denota una falta de respeto y educación lamentable más ofensiva que realizar construcciones gramaticales imperfectas. Porque no, no se puede ir por la vida sin filtrar lo que te pasa x la cabeza.

    • O que a «todas las filólogas les deben de sangrar los ojos leyendo eso»…«que preste un poco más de atención en los siguientes», «que sí, que sí que es grave..»
      Y luego me pide educación a mí por llamarla amargada.
      Sólo le faltó poner que la blogger debería volver a Ed.Primaria para así poder realizar mejores construcciones gramaticales.
      Hombre por favor… me quedé alucinada leyendo aquello.
      Educación y respeto brillaron por su ausencia en su comentario.
      Está como para pedirlo ella a nadie.
      Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*